Todo lo bueno, todo lo mágico, sucede entre los meses de junio y agosto

Jenny Han

Los helados son uno de los grandes placeres del verano. Pero además de deliciosos y refrescantes, pueden ser económicos, saludables y naturales. Hoy ha llegado el momento de sacar a los chefs creativos que tú y el resto de tu familia lleváis dentrro y anotar todas estas ideas de helados caseros para hacer con niños este verano.

Podrás utilizar ingredientes de temporada como la fruta, alimentos sanos como la leche ecológica, los frutos secos, el chocolate negro o el yogur y tenerlos siempre a mano en el refrigerador para una estupenda merienda, para la sobremesa o para las mágicas noches de verano, bajo el canto de los grillos. Puedes disfrutar de estos helados caseros en la piscina, en la playa, de pícnic, en la terraza o en el jardín.

Los helados artesanales conllevan muchos beneficios: son menos calóricos y tienen menos grasas saturadas, ya que carecen por ejemplo de aceites vegetales hidrogenados -que elevan el colesterol malo-. También están libres de aditivos y colorantes, y son ricos en vitaminas y minerales como magnesio, calcio, fósforo o vitaminas A, B2, B6 o C.

Los helados caseros ricos en fruta son también digestivos e hidratantes, ricos en fibra y estimulantes a la hora de generar hormonas de la felicidad como las endorfinas o la serotonina, gracias a componentes como el triptófano, presente en la leche o el cacahuete. Los helados artesanales elaborados con yogur también aportan probióticos y fermentos buenos para enriquecer la microbiota intestinal, tan conectada con un buen sistema inmune o un cerebro sano.

Ahora que ya conoces varios de sus beneficios, llega la parte práctica: estos son algunos helados caseros para hacer con niños este verano.

5 helados artesanales que puedes hacer con tus hijos

  • Helados caseros de fresa y plátano: todo un clásico que solo requiere tres ingredientes. Fresas, plátano y vuestro zumo favorito -puede ser multifrutas, de naranja, de mandarina, de piña, etc-. Es mejor que el plátano esté maduro. Pica bien la fruta, mezcla todos los ingredientes en una batidora y vierte la combinación resultante en los moldes de los helados caseros. Deben estar en el congelador al menos entre 6 y 8 horas.
  • Polos de yogur griego y frutas del bosque: un polo casero, cremoso y cargado de sabor que es fuente de proteínas, antioxidantes, calcio y vitamina C, entre otros nutrientes. Puedes utilizar frutos del bosque congelados o frescos como arándanos, grosellas, moras o frambuesas. Bate bien el yogur griego con estas frutas e introdúcelas en los moldes con sus respectivos palillos. Puedes añadir un chorrito de zumo de lima si quieres un resultado más ácido.
  • Helado de chocolate negro: la web de Familia y Salud aporta esta receta. Para cuatro raciones harían falta 50 gramos de chocolate negro sin azúcar -que tenga el mínimo 70% de cacao-, 25 gramos de cacao puro sin azúcar en polvo, 100 mililitros de nata para montar, edulcorante natural, una pizca de sal y un par de yemas de huevo. Tritura el chocolate, bate la nata y ve añadiendo todos los ingredientes. Cuando estén bien mezclados cocínalos a fuego lento durante 8 minutos. Deposita la mezcla en un recipiente de silicona o aluminio y congela durante unas doce horas. Una idea muy rica es servirlo con frutos secos por encima, como almendras, avellanas o nueces.

  • Polos tropicales: Una idea de helado exquisito para los amantes del dulce es preparar helados con yogur, mango, papaya y piña. Retira el hueso de la fruta que lo tenga, pica bien la pulpa y añade un yogur. Si prefirieses un polo ácido, puedes hacer polos de lima, té verde, nectarina y pomelo. En realidad, las combinaciones son múltiples: puedes hacer helados de aguacate, melón, kiwi o sandía. Piensa primero en cuáles son vuestras frutas favoritas.
  • Helados gourmet: si quieres un helado original puedes mezclar la pulpa de veinte cerezas -o fresas, o picotas, u otra fruta de tu agrado- con 100 gramos de rulo de cabra, 100 mililitros de nata y 50 gramos de azúcar glas. Bate la mezcla suavemente y alucina con el sabor resultante. Puedes echarle muesli por encima, o un puñado con frutos secos.

Si estáis falto de ideas, en plataformas como Cookpad podrás encontrar más de 5.000 recetas de helado casero. Desde helados para los más glotones como los de Oreo, tarta de queso o los poloos de stracciatella a originales combinaciones como el helado de manzana, avellanas y curry, el flan helado de melón o el polo de queso en miel. ¡Todo es cuestión de poner vuestro paladar y vuestra creatividad en marcha!

0 comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing